Sobre el equipo:

Seríamos frikis si no fuese porque somos guapos, MUY GUAPOS. Y no se puede ser friki y guapo a la vez, la manada detecta un olor diferente (así como a duchao) y te rechaza. Ni caso a la sociedad, es un invento de los illuminatti en partenariado con el Pryca.

Sin más remedio, vivimos marginados. Demasiado guapos para ser frikis y demasiado listos para pertenecer al vulgo ¿Eso no lo habíamos dicho? Pues sí, somos listos, MUY LISTOS. No listos en plan de saber sumar y restar, pero sí listos de algún modo, tal vez listos como un abuelo (aunque sin el olor a franela sudada).

Uno a uno, estos somos nosotros:

David
  • David: estudió economía, pero detesta llamarse economista debido a su odio por las etiquetas: tanto las que sirven como una cárcel para el talento y la creatividad como las que te dicen como debes lavar TU ropa. Aficionado a leer y a preguntarse durante horas por qué nadie le entiende. Fantasea con ser víctima de un escrache.



  • Daniel: a este personaje (por denominarle de una manera no infrahumana), le gusta pasárselo bien, véase festejar y hacer tazas, entre otras cosas. Fue expulsado del país unos años hasta que lo volvieron a expulsar de donde estaba y se vino de vuelta. Por ser ingeniero, sabe de todo pero no sabe de nada, por lo que aporta bastante poco a la empresa, pero no menos que el resto.

Daniel
Javier

  • Javier: Se crió al lado de una central nuclear y lo amamantó una loba. Los residuos tóxicos le dieron una imaginación enferma y un brillo en la noche terroríficamente romántico. Con 16 años lo echaron del instituto por robar tizas. Con 22 años se le apareció un mono tití en la sección de lácteos del Mercadona que le dijo que se hiciera diseñador. Hoy trabaja como ilustrador de fortuna bajo el nombre de Monquigraf.

 

Sobre Café y Té Tazas:

Nacemos para alegrarte el desayuno, el de primera hora de la mañana y los otros dos que te tomas en la ofi para hacer tiempo. También el desayuno de media tarde y el de después de cenar.

Aunque estemos fuertes, MUY FUERTES, somos conscientes de que vosotros sois más y nos podéis (aunque en uno para uno os reventamos, las cosas como son), y dado que por temas legales estamos obligados a poner nuestra dirección en el pie de página, más nos vale teneros contentos. Por esto, y sólo por esto, os ofrecemos un servicio de primera calidad:

  • Actualizamos nuestro catálogo todas las semanas.
  • Trabajamos siempre con materiales de primera calidad.
  • Garantía: si el producto no es lo que esperabas o no te llega en perfecto estado, aceptamos la devolución sin preguntas.